Zar mochileando por todas las rusias: el transiberiano travel blog

La Catedral de la Asunción, arriba en el morro de Vladímir


Llegué entonces antier a esta considerada joya de lo que se conoce como golden ring, es una antigua capital rusa de hecho; tampoco aquí fue fácil conseguir hotel en horas nocturnas, y en el conseguido no funcionaron las tarjetas para incrementar mi preocupación. Ayer en la mañana lo primero que hice fue buscar un centro público de llamadas, e invertí toda la mañana en comunicarme con los bancos en América. La tarjeta gringa fallaba porque al notar el sistema una primera operación en un pueblo de Rusia (Nóvgorod), ésta fue bloqueada; este problema se resolvió con la misma llamada entonces; en relacion con la venezolana, en sitios donde trabajan con un sistema de pago internetizado, simplemente no funcionará, o en otros casos no hay comunicación desde el interior de Rusia. Así, un poco más tranquilo, recién pude pasear por Vladímir pero dejé la visita detallada de este sitio patrimonio mundial para hoy. Estoy más tranquilo porque puedo continuar el viaje, por lo menos hasta Kazán que está antes de los Urales y éstos definen dónde comienza la infinita Siberia, como en el siglo XIX, tiempo del sistema y política de exilio, una vez que atraviese los Urales no habrá "vuelta para atrás"; en Kazán debo poder adquirir el boleto con alguna de las dos tarjetas.

Muy lamentablemente la catedral más atractiva de Vladímir, Asunción, está cerrada este verano por reparaciones, así que sólo pude admirar su antigüedad (1160) por fuera. También interesante es la pequeña Catedral de San Demetrio. Estoy saliendo entonces a Kazán, vía Nizhny Nóvgorod (Gorky) donde estaciono un par de horas; no fue tan difícil adquirir un boleto esta vez ya que descubrí lo que llaman 'centro de servicio', que básicamente son un par de ventanillas especiales en las que no hay tanta cola y en las que a veces se entiende un poquitín más de inglés. Antes de partir tengo que decir que pasé trabajo en ésta, no he contado los detalles pero la solución de los varios inconvenientes no fue sencilla, incluso estuve a punto de cancelar la continuación del viaje, al final pude resolver todos los problemas con suerte, mucha ayuda que me brindaron cuatro rusas en 4 situaciones distintas (en el hotel, la guardería de maletas, la oficina telefónica y la boletería ferroviaria), inteligencia y experiencia.



Advertisement
OperationEyesight.com
Entry Rating:     Why ratings?
Please Rate:  
Thank you for voting!
Share |