2007 Perduts per sudamèrica travel blog

anada en avioneta

Cap al AuyanTepui, on neix el Salto del Angel

Apropant-nos a Salto Angel

Per la Jungla cap al mirador del Salto Angel

Preparant el sopar!!

Dins de les cascades del Sapo. Increible!

En la laguna Canaima, a la vuelta.

Tiempo para el relax

tornada


Tornarem a escriure en castellà que fa dies que no ho fem, especialment pels amics de Madrid.

Llegamos a Canaima en avioneta. Vale la pena! Pero te das cuenta de lo densa que es la selva, así que aunque las vistas son espectaculares, le sugerimos al piloto que él no mire y se concentre, porque si caemos, de allí no salimos!! La llegada al aeropuert(ucho) de Canaima es también espectacular porque justo al lado hay una catarata y un lago enormes.

Aunque habíamos contratado un día de posada y un día en hamacas en la selva, esto es Sudamérica, y "nos dan un premio" (quien se lo cree??). Nos ofrecen dormir 2 días en las hamacas de la selva, y según el jefe Gregorio, es un regalo!! (que me lo quitan de las manos...!!). Nos suben una barca motora, parando en algún que otro pozo de la felicidad, pasando algunos ràpidos (en dirección contraria no parecen tanto). Por fin llegamos al campamento, nos instalamos en hamacas, y otro bañito en el río. La corriente es tan fuerte, que si nadas con todas tus fuerzas, también te vas para atrás!! Te despistas y apareces estrellao en el aeropuerto después de las cascadas!

El segundo día, subimos al Salto Angel (bueno, al mirador, que queda más o menos en la mitad). Alto alto, lo es, pero bueno, nada del otro mundo. La caminata por la selva si que vale la pena. A la tarde, volvemos al campamento, partido de futbol, manualidades con una cañas que nos enseña el guía, para pasar la tarde, mientras vemos como vuelven a preparar la cena. Cómo no, Pollo!!, en la foto, se muestra gráficamente cómo los preparan. Los matan, los pelan, los lavan en el río (que aquí tiene el color de la cocacola!!!), le ponen un mejunje (muy bueno por cierto!) y los pinchan en un palo, y los ahúman. Al final, la verdad és que parece un pollo a l'ast, riquísimo (y seguimos sin cagarrinas!).

Tercer día, bajamos hacia la laguna canaima y el salto del sapo, pasando por unos rápidos, ahora sí, de bajada, que están bastante bien. El salto del sapo es ALUCINANTE, por eso ya vale la pena el viajecito. Aunque no tenemos a penas fotos, imaginaos entrar en un túnel de lavado, de unos 500 metros, con las rocas a una parte y el precipicio en la otra, con el agua color de cocacola (aunque no sabía igual, le faltaba gas!!), pero increíble. La verdad es que nos encantó. Yo en un momento de estos de trombas de agua, se me cayeron las gafas, con todo el agua que venía no veía nada, pero al final por suerte las pisé, y me las pude volver a poner.

La laguna también vale la pena.

Comida, ahora ya no más pollo!!, y vuelo de vuelta.

Llegada a Ciudad Bolívar y autobús de noche hasta Puerto Colombia y Choroní, al oeste de Caracas.



Advertisement
OperationEyesight.com
Entry Rating:     Why ratings?
Please Rate:  
Thank you for voting!
Share |